Blog Vinssa

5 características de un robot verdaderamente autónomo

November 20, 2018 Por: Staff Vinssa
Vinssa_General_verde.jpg

 

La capacidad de automatizar procesos en la elaboración de productos ha sido por mucho tiempo el principal objetivo de muchas industrias, que buscan de esta manera ahorrar tiempo de trabajo, asegurar la calidad de la producción y aumentar la eficiencia de la compañía. Las fábricas son lugares donde el avance de la automatización ha sido más notorio; líneas de ensamble con bandas móviles, brazos robóticos, y demás máquinas para ensamblar los productos son una muestra de las aplicaciones de la tecnología para mejorar nuestra vida, ya que a mayor productividad, mayor es el alcance que un producto tiene entre la población.

 

Los mejores robots móviles con Vinssa

En Vinssa sabemos que una fábrica puede ser un lugar muy complicado y hasta peligroso para el tránsito humano, por eso ponemos a su alcance una variedad de robots móviles que puedan hacer trabajos sencillos, para reducir riesgos, e incluso los costos de producción.

Un robot que se clasifica como móvil es una máquina autónoma en buena medida, o dentro de lo que su programación le permita. Lo ideal es que un robot autónomo pueda desplazarse en lugares caóticos, como una fábrica, de manera segura, eficiente y con la mayor libertad posible.

Estos tipos de robots industriales son particularmente útiles en las grandes fábricas, en el campo de la exploración espacial, exploración submarina, y trabajos cotidianos que son más bien repetitivos y tediosos, como limpiar pisos o repartir la correspondencia en una oficina. Independientemente de su uso, se busca que el robot pueda trasladarse eficientemente en diferentes tipos de terreno: acuático, aéreo, terrestre e incluso en otros planetas. Finalmente, para que pueda considerarse que un robot autónomo se mueve con libertad, hay varios puntos que deben cumplirse.

  • Reconocimiento del terreno: El robot debe ser capaz de analizar el terreno en el que va a operar. Este suele ser el primer paso en la programación del robot. Se lleva a cabo un reconocimiento de terreno, como una especie de inducción al trabajo, para que las características del mismo queden guardadas en la memoria del robot. También hay robots que emplean guías físicas, como imanes en el piso o balizas de navegación, pero la tendencia actual es conseguir que no haya que modificar el lugar de trabajo para que el robot transite. Así, de haber una remodelación, es más fácil que el robot vuelva a hacer el reconocimiento de terreno y siga operando con normalidad.

  • Trabajo constante: El objetivo de tener máquinas autónomas es precisamente ahorrarle tiempo y trabajo a los seres humanos. Un robot autónomo de calidad debe poder operar eficientemente durante un tiempo prolongado, sin que nadie tenga que corregir su ruta o programación para que siga trabajando. Cumplir con este requisito es crucial para que los robots móviles realmente generen una mejora en la productividad de la empresa, pues de esta manera serán capaces de seguir operando aunque la fuerza laboral humana no esté presente, ya sea porque esté en hora de comida, en alguna junta de trabajo, o simplemente descansando.
  • Movilidad de sus componentes: Más allá de poder desplazarse, una máquina autónoma debe ser capaz de llevar a cabo otras labores, o ser capaz de trabajar en conjunto con otras máquinas. Por ejemplo, los robots móviles que se encargan de transportar materiales de una línea de ensamble a otra en una fábrica pueden trabajar en colaboración con brazos robóticos que carguen y descarguen sus bandejas de transportación. Igual que con la característica anterior, la máquina debe poder hacer esto sin intervención humana, y poder seguir ejecutando su labor por un tiempo prolongado.

  • Seguridad: Una preocupación de los ingenieros en robótica que se encargan de diseñar máquinas autónomas es que éstas no generen más problemas de los que ayudan a resolver. Uno de esos problemas sería el daño físico a materiales, instalaciones o personas. Después de todo, aunque sea capaz de desplazarse sola, una máquina no tiene el discernimiento para saber si existe una posible situación de riesgo, como un choque que pueda lastimar a alguien o que pueda ocasionar el derrame de algún líquido peligroso. Para prevenir esto, además de mantener las velocidades de desplazamiento en un rango bajo, los robots móviles incluyen sensores de objetos para evitar colisiones. Asimismo, en algunos casos el software del robot permite establecer zonas de acceso restringido para el robot, de forma que desde la asignación de su trabajo se eviten posibles percances.

  • Aprendizaje: La última frontera para los ingenieros en robótica es lograr desarrollar una máquina que sea capaz de adaptarse a su entorno, recabando constantemente información del mismo para poder cambiar detalles menores de configuración si su entorno cambia. Por ejemplo, un robot transportador con capacidad de aprendizaje puede buscar rutas alternativas en caso encontrar un obstáculo inesperado en su camino, en lugar de quedarse quieto esperando a que el obstáculo desaparezca. Para hacer esto, el robot accede a los archivos sobre el terreno que tiene guardados en su memoria y automáticamente traza una ruta nueva.

Como toda máquina, los robots móviles requieren mantenimiento regular para que su funcionamiento sea óptimo. Este mantenimiento incluye una revisión y limpieza periódica, así como asegurarse que la máquina tiene suficiente energía para seguir funcionando. Algunos robots cuentan con una base de carga a la que se anclan automáticamente cuando sus sensores les indican que necesitan recargarse, o en los que se guardan automáticamente después de haber concluido su trabajo del día.

Con el cuidado correcto, reducen el costo y tiempo de producción, reducen el costo de mano de obra y, más importante incluso, reducen el riesgo de accidentes para los seres humanos. Si quiere saber más sobre el fascinante mundo de las máquinas autónomas y las ventajas que pueden ofrecer a su empresa, estamos seguros de que en Vinssa encontraremos la opción más eficiente para usted, y con gusto lo asesoraremos respecto a las diferentes líneas de productos de nuestro catálogo.

 

En Vinssa contamos con diversos tipos de robots industriales que se conectan con los sistemas de identificación y trazabilidad, como marcaje por micropercusión, marcaje láser y más. Garantiza la supervisión en tus líneas de producción y la calidad de tu producto final con nuestros sistemas integrados.